Usos y aplicaciones del Hidrógeno Gaseoso PDF Imprimir E-mail

Sergio Molina - Químico Gerencia de Aplicaciones y Gases Especiales

1. EL HIDRÓGENO COMO GAS COMBUSTIBLE EN EL ANÁLISIS CROMATOGRÁFICO CON DETECTOR DE LLAMA DE IONIZACIÓN.

El Cromatógrafo de Gases es un equipo diseñado para la separación de mezclas y la detección cuantitativa simultánea de aquéllos compuestos que, debidamente separados, puedan existir en forma estable en fase de gas. El proceso de separación se realiza en la columna cromatográfica mediante mecanismos fisicoquímicos en los que la temperatura y afinidad química juegan un papel importante. Una vez separados los compuestos, se dirigen con la ayuda del flujo de un gas portador generalmente inerte, hacia la zona de detección en donde un proceso físico permite la generación de una señal eléctrica a partir de cada uno de los compuestos separados, que se registra en forma gráfica o electrónica para realizar los cálculos de concentración.

El detector de llama de ionización FID (Flame Ionisation Detector, por sus siglas en inglés) es capaz de detectar la población de iones que se producen como consecuencia del paso del compuesto separado y el gas portador, a través de una llama generada por la combustión de hidrógeno (que se añade al flujo de muestra y gas portador) y aire. Los iones formados, al hacer contacto con el detector que se encuentra a muy corta distancia (lo que impide su reconversión estructural), provocan la disminución de su resistencia eléctrica, permitiendo a la corriente fluir en un circuito externo que registrará el evento.